¿Quién soy?
Soy una persona sensible. Soy risueña pero también seria, y en el fondo soy depresión y ansiedad.

Soy inocente e impaciente. No pretendo ser entendida ni querida por todos, no soy quien las personas cree que soy.
Soy amante de las miradas profundas, soy introvertida. Soy atea y escéptica con casi todo lo que me presentan.

Soy mariposa, luna, flor, purpura, música, fresas, amor. Soy dios y nadie, soy una necrópolis de sueños y deseos, soy insomnio, soy aroma y fragancia agridulce, soy río que fluye sin agua, lluvia que no cae y sol que no alumbra. Soy vida que no vive sino que sobrevive.

Soy un destello sin descubrir. Soy un poco antisocial, soy puertas cerradas sin seguro, soy buena perdedora.

Soy dolor ajeno y miedo interno, soy un problema, soy segundos que no valen la pena, soy una realidad incierta, soy un sueño despierto, soy respiraciones finitas.

Soy un juego de quien espera, soy aire que circula, soy filofobia, soy cuatro letras con sentido para quien quiera, soy lo absurdo, y lo coherente para otros.

Soy confiable, soy apoyo y soporte, soy responsable, soy egocéntrica a mi manera, soy tiempo, soy desierto, soy orden dentro de mi desorden, soy humilde vanidad, soy inquieta, soy movimientos que no pueden parar.

Soy reflexión de lo que inspira, soy revolución de mis disgustos y obsesión de mis gustos. Soy una montaña rusa de emociones, soy un radiador de energía, soy preocupación de quienes necesitan.

Soy una escalera al cielo y al infierno, soy lo que pasó y lo que está pasando, lo que fui y lo que soy. Soy un misterio en tus ojos, soy el aire que tú exhalas convertido en brillo opaco. Soy la frialdad de un beso, y el calor de un abrazo, soy la verdad del pretexto de mis lágrimas y la voz de mis pensamientos.

Soy monotonía dentro de mi variedad, soy los recuerdos de una niñez que no quiero olvidar, soy respetuosa de lo que eres y lo que piensas. Soy lo mas real de lo irreal que existe dentro del sueño en el que vivo, soy el límite de tu felicidad y el inicio de tu existencia.

Soy fruto del placer del sexo. Soy una parte de los recuerdos que volverán, soy una extraña pérdida de sentido, soy “libre” en esta detestable esclavitud.

Soy creatividad no explotada, soy agradable frente al cristal de algunos ojos, soy una valija de consejos, soy un diccionario de palabras que me alimentan, soy una guerra interna, soy una habitación llena de viajes por hacer. Soy una revolución de lo que piensan, soy dolor del alma y felicidad de mente. Soy incertidumbre, soy encierro.

Soy litros de fría escarlata que circula y se derrama, soy comprensión del engaño y corrupción, e incomprensión de la falsedad. Soy pesadilla para algunos y deseo para otros. Soy el futuro de un presente que no existe y resignación de un futuro que no llegará.

Soy filosofía, soy el conjunto de lo que quiero y no quiero ser. Soy lo que no se promete, lo que no se espera. Soy la flor de mis heridas, soy la vida de la oscuridad de mi noche, soy el falso aire que respiro. Soy discreta y decente, soy pintura de tu realidad.

Soy el fruto de las decisiones por las que opto, no del destino que me quiera utilizar.

Soy asesina de ilusiones ficticias. Soy indiferente a las impertinencias, soy amante de lo finito y temerosa de lo infinito. Soy los ojos de los que no quieren ver.

Soy el límite de mi entendimiento, soy un caos.
No soy quien creo que soy, soy nervios, soy una persona llena dudas, preguntas sin respuestas y una existencia injustificada. Soy porque existo y no por que quiera.

Yo :). Lina Marcela Echeverry  (via linita93)
Cuántas palabras, sólo para decir que no quiero parecer patético.
"La tregua" - Mario Benedetti.
Vivo entre difusos matices, velados misterios, incertidumbres; el tono para contar mi vida se ajusta más al de un retrato en sepia…
"Retrato en sepia" - Isabel Allende.

INVISIBLE

-Te amo.

-No digas eso si no estás seguro.

-Estoy muy seguro. Ya no sé más cómo decirte lo que siento. Creo que estas son las palabras correctas. No sé cómo hacer para que me veas. Ojalá un día me dijeras qué necesitás, qué tengo que hacer para que me des un espacio en tu vida. Creo que ni vos sabés que esperás. Me gustaría que tomes mi mano, te la estoy ofreciendo para ayudarte; que me dejes acompañarte, cuidarte, mimarte. No hay algo que desee más que estar con vos.

-No puedo darte ese lugar en mi vida. No, al menos, de esa manera. Lo siento. 

-Ya sé que ahora pensás así porque crees que sola podés con tu vida y no querés correr el riesgo, pero nadie llega solo a ninguna parte. Todos deseamos sentirnos acompañados. Yo te necesito. Y vos también necesitás mi compañía. 

- …

-¿A qué le tenés miedo?

-No tengo miedo. Simplemente no estoy enamorada. No te amo.

- …

-Se puede necesitar la compañía de alguien sin estar enamorado. Y eso es lo que me sucede. Vos me ofrecés cosas que yo no sabía que me hacían falta. Y eso me genera curiosidad, es cierto. Me hacés ver la vida desde otro lugar. Me propones libertad, desestructuras, un mundo de pocas obligaciones donde sólo nos tenemos mutuamente. Pero yo me pierdo en ese mundo. Me encuentro extraviada, desequilibrada, confundida. Y siento ganas de pedirte que te vayas, porque me doy cuenta que no siento lo mismo. ¿Realmente pensás que sólo basta con tenernos el uno al otro? ¿De verdad pensás que en el amor sólo eso es suficiente? Tal vez, algunas veces, sea así, pero no siempre. A veces sucede que se necesitan otras cosas. Y yo necesito estar enamorada de la persona a la que vaya a darle un lugar tan importante. Pero eso no me ocurre con vos.

- …

-No sos la persona que soñé para mí. Mi mundo es muy diferente al tuyo. Y no siento lo mismo. No puedo darte ni la mitad de las cosas que me ofrecés. Necesito que lo entiendas. Por favor. 

-Lo único que entiendo es que te ofrecí mi vida, pero no pudiste necesitarla como yo necesito la tuya. No pudiste darme en ella el espacio que yo te dí en la mía. Perdiste tu tiempo buscando diferencias y no lo aprovechaste para ver cuáles eran las cosas que te unían a mí. Porque las había. Existían tales cosas, de eso también estoy seguro. Si es así como lo querés, me voy. Después de todo siempre fui invisible para vos.

-No seas egoísta. No digas eso solo porque estas sufriendo. Esto también está siendo terrible para mí. No creas que no sufro por estar de este lado. El hecho de que no me haya enamorado de vos no quiere decir que de verdad no quiera todas esas cosas que me ofrecés. Y duele mucho que no lleguen o no hayan llegado de las personas que espero o esperaba y sin embargo vengan de vos. No creas que no sufro. Yo también la paso mal. 

-No sé. No sé si pueda entenderlo alguna vez. Me voy. Pero quiero que sepas que voy a estar siempre para vos. Aún cuando te niegues a verme. Que seas muy feliz.

E. P. (conversacionesinterminables)

Muchas veces me moría
pensando que no iba a verte.
Pero moría la muerte
cada vez que te veía.
"La canción de nosotros" - Eduardo Galeano.
La memoria es ficción. Seleccionamos lo más brillante y lo más oscuro, ignorando lo que nos avergüenza.
"Retrato en sepia" - Isabel Allende.
Con los años, le creció la soberbia y se le borroneó la belleza.
"La canción de nosotros" - Eduardo Galeano.
THEME BY DEALWITHRHASS