Cada noche es una noche
distinta de las demás
uno se duerme y sin más
del sueño emerge el reproche
cada noche es un derroche
de goce o de desconsuelo
se vuela en absurdo vuelo
pero si soñando a tientas
uno empieza a sacar cuentas
allí comienza el desvelo.
"Cada noche" - Mario Benedetti.
No me parece que la luciérnaga extraiga mayor suficiencia del hecho incontrovertible de que es una de las maravillas más fenomenales de este circo, y sin embargo basta suponerle una conciencia para comprender que cada vez que se le encandila la barriguita el bicho de luz debe sentir como una cosquilla de privilegio.
"Rayuela" - Julio Cortázar.
Desilusionado, seguí mi camino, no sabía adónde, para mi no había objetivos, ni aspiraciones, ni deberes. La vida sabía horriblemente amarga; yo sentía cómo el asco creciente desde hace tiempo alcanzaba su máxima altura, como la vida me repelía y me arrojaba fuera.
"El lobo estepario" - Hermann Hesse.
Yo sé que me extrañaste.. pero acá estoy!! :)
- Anónimo

Jaja, no te mientas, la que me extraña sos vos. :)

La vuelta de Mambrú

Cuando mambrú se fue a la guerra 
llevaba una almohadilla y un tirabuzón
la almohadilla para descansar después de las batallas
y el tirabuzón para descorchar las efímeras victorias

también llevaba un paraguas contra venablos aguaceros y
          palabrotas
un anillo de oro para la suerte y contra los orzuelos
y un llavero con la llave de su más íntimo desván


como a menudo le resultaba insoportable la ausencia de la
          señora de mambrú
llevaba un ejemplar del cantar de los cantares
y a fin de sobrellevar los veranillos de san juan
un abanico persa y otro griego


llevaba una receta de sangría para sobornar al cándido
          enemigo
y para el caso de que este no fuera sobornable
llevaba un arcabuz y un verduguillo


asimismo unas botas de potro que rara vez usaba
ya que siempre le había gustado caminar descalzo
y un calidoscopio artesanal
debido probablemente a que marey edison y lumière no
           habían nacido para inventar el cine


llevaba por último un escudo de arpillera porque los de
           hierro pesaban mucho
y dos o tres principios fundamentales mezclados con la
           caspa bajo el morrión


nunca se supo como le fue a mambrú en la guerra
ni cuantas semanas o siglos se demoró en ella

lo cierto es que no volvió para la pascua ni para navidad
por el contrario transcurrieron centenares de pascuas y
           navidades
sin que volviera o enviara noticias

ya nadie se acordaba de él ni de su perra
nadie cantaba ya la canción que en su tiempo era un hit


y sin embargo fue en medio de esa amnesia
que regresó en un vuelo regular de iberia
exactamente el miércoles pasado
tan rozagante que nadie osó atribuirle más de un siglo y
           medio
tan lozano que parecía el bisnieto de mambrú

por supuesto ante retorno tan insólito
hubo una conferencia de prensa en el abarrotado salón
           vip

todos querían conocer
las novedades que traía

mambrú después de tanta guerra

cuántas heridas
cuántos grilletes
cuántos casus belli
cuántos pillajes
y zafarranchos de combate

cuántas invasiones
cuántas ergástulas
cuántas amnistías
cuántas emboscadas
y recompensas indebidas

cuántas cicatrices
cuánta melancolía
cuántos cabestrillos
cuántas hazañas
y rendiciones incondicionales

cuánto orgullo
cuántas lecciones
cuántos laureles
cuántas medallas
y cruces de chafalonía


ante el asedio de micrófonos
que diecinueve hombres de prensa
blandían como cachiporras
mambrú
oprimido pero afable
sólo alcanzó a decir
señores

no sé de qué me están hablando

traje una brisa con arpegios
una paciencia que es un río
una memoria de cristal
un ruiseñor dos ruiseñoras

traje una flecha de arco iris
y un túnel pródigo de ecos
tres rayos tímidos y una
sonata para grillo y piano
traje un lorito tartamudo 
y una canilla que no tose

traje un teléfono del sueño
y un aparejo para náufragos
traje éste traje y otro más
y un faro que baja los párpados
traje un limón contra la muerte
y muchas ganas de vivir

fue entonces que nació la calma
y hubo un silencio transparente

un necio adujo que las pilas
se hallaban húmedas de llanto
y que por eso los micrófonos
estaban sordos y perplejos.


poquito a poco aquel asedio
se fue estrechando en un abrazo

y mambrú viejo y joven y único
sintió por fin que estaba en casa.


- Mario Benedetti.

Ya para entonces me había dado cuenta de que buscar era mi signo, emblema de los que salen de noche sin propósito fijo, razón de los matadores de brújulas.
"Rayuela" - Julio Cortázar.
Vivíamos en una relación muy desligada, nos veíamos rara vez, no nos peleábamos, y por aquel entonces hasta ignoraba yo en qué lugar estaría. Alguna vez me buscaba ella o iba a verla yo, y como los dos somos personas solitarias y dificultosas, afines en algún punto del alma y en la enfermedad espiritual, se conservaba a pesar de todo una relación entre ambos.
"El lobo estepario" - Hermann Hesse.

¿Qué te ha dado el pasado?
¿la fuga que te mira en el espejo?
¿aquel fantasma que te desbarata?
¿la sombra de tus nubes? ¿la intemperie?

rápido como el río ha transcurrido
pero ocurre que el río no envejece
pasa con sus crujientes y sus ramas
sus duendes y su cielo giratorio.

quedaron armoniosos pero inmóviles
tu mayo de piedad, tus artilugios
todo el prodigio se volvió espesura
y la espesura se llenó de tedio;

ya no llueve en tu olvido, ni siquiera
en tu pobre redoma o en las tapias,
aunque el pasado está escondido y lejos
no tienes más remedio que mirarlo.

"Escondido y lejos" - Mario Benedetti.
Me hartabas un poco con tu manía de perfección, con tus zapatos rotos, con tu negativa a aceptar lo aceptable.
"Rayuela" - Julio Cortázar.
Aunque el suicidio fuese estúpido, cobarde y ordinario, aunque fuese una salida vulgar y vergonzante para huir de este torbellino de los sufrimientos, cualquier salida, hasta la más ignominiosa, era deseable; aquí no había comedia de nobleza y heroísmo, aquí estaba yo colocado ante la sencilla elección entre un pequeño dolor pasajero y un sufrimiento infinito que quema lo indecible.
"El lobo estepario" - Hermann Hesse.
THEME BY DEALWITHRHASS